fbpx

Employer branding

Contenidos de la entrada

EMPLOYER BRANDING, O LA REPUTACIÓN DE UNA EMPRESA A LA HORA DE CONTRATARA

En España nos ha costado -y aún nos cuesta-, tenerlo claro: no hay nada tan importante para el éxito de una empresa que contar con empleados brillantes, motivados y dispuestos a trabajar. Sin embargo, salvo excepciones, por supuesto, nuestros departamentos de Recursos Humanos nunca se han preocupado de hacer una buena estrategia de selección de personal. Más bien al contrario, las políticas de contratación han estado basadas en pagar poco, fichar a gente que no se queje mucho, y despedir a los empleados que generen conflicto, aunque sus demandas sean sensatas.

Pero como cada vez vivimos en un mundo más globalizado, las estrategias de contratación que se dan en países con mucha mayor productividad que el nuestro, van permeando entre las clases dirigentes españolas y cada vez más se presta atención a la selección de personal. Es lo que se llama, utilizando su nombre en inglés, el “employer branding”, o lo que es lo mismo, el posicionamiento de la organización como un buen lugar en el que trabajar para diferenciarse de la competencia y atraer candidatos de alta calidad y, al tiempo, fidelizarlos.

¿Y saben, entre otras cosas, por qué se ha puesto de moda el employer branding? Porque las redes sociales, a las empresas les dan mucho miedo. Y no quieren salir en la “foto” como los malos. Por eso, como ya hemos recomendado en otros artículos, es importante contar con una agencia SEO que te ayude a desarrollar el proyecto. Nosotros te vamos a dar algunos consejos.

Tres de cada cuatro trabajadores huirán de tu empresa si no tiene buena reputación

Por ejemplo, según LinkedIn, tres de cada cuatro trabajadores investigan a la empresa en la que quiere emplearse antes de presentar su solicitud. Y de esos, el 70% no se molestará en intentar trabajar en una compañía que no tenga reputación, incluso aunque no tengan trabajo.

De todo esto se deduce que es imprescindible, especialmente para aquellas compañías cuya acción empresarial está vinculada de una u otra forma a internet, tener una buena estrategia de employer branding.

Y, una vez puestos a hacerlo, hay que pensar: ¿A qué público objetivo me dirijo? ¿A quién voy a contratar? Seguramente a una de estas dos generaciones: los millenials o los centennials, nacidos ya en este siglo y empleándose cada vez más. Es decir, el grueso de la fuerza laboral va a salir de cohortes de población que ya son nativos digitales, y que están, por lo tanto, más que familiarizados con las plataformas sociales, que usan como forma de relacionarse y contactar. Así que las empresas deben, sí o sí, estar en estos canales.

¿Cuáles son los beneficios del employer branding?

Podemos analizarlos desde una doble perspectiva: para la marca y para los trabajadores de la compañía. Empecemos por la primera, la compañía de referencia. Una buena política de contratación; una exposición sincera, directa y positiva en las redes sociales, y una política de comunicación adecuada va a traer muchos beneficios.

Por ejemplo, se fomenta la confianza en la empresa, se humaniza la compañía, se mejoran las posibilidades de adquirir nuevo talento, se posiciona a la empresa en el sector y se le diferencia de la competencia, y se aumenta la comunidad de seguidores en redes sociales.

En cuanto al nivel interno, especialmente para los trabajadores de la compañía, se mejora el perfil profesional y se potencia su marca personal o personal branding, por su nombre inglés. Así, además, comienza a fidelizarse al empleado, generando en ellos una sensación de pertenencia que es esencial, teniendo en cuenta la cantidad de horas de su vida que va a invertir en su puesto de trabajo.

Para hacer aun más fuerte este vínculo, se puede y se debe ofrecer formación a la plantilla, no solo en los asuntos propios de la compañía, sino también en los conocimientos básicos para que todos tengan acceso y manejo de las redes sociales. A partir de ahí, se pueden incluir publicaciones de la marca que tengan como protagonistas de sus posts a sus propios empleados, que a su vez compartirán con sus seguidores.

¿Cómo mejorar el employer branding de tu empresa?

En primer lugar, fomenta el trabajo en equipo. Dicen los africanos que, para educar a un niño, hace falta la tribu entera. A ti te hace falta también toda la tribu trabajando hombro con hombro, sin estrellas ni gente que haga la guerra por su cuenta, para conseguir los objetivos.

En segundo lugar, debes dar el espacio al talento. Y, como hemos dicho anteriormente, debes humanizar. Un trabajador con el que eres flexible un día por un problema importante para él, seguro que se esforzará más en el futuro. Quid por Quo.

En tercer lugar, sé sincero y no ocultes nada. La transparencia hacia el exterior, el no ocultar la forma de trabajo, tanto con el equipo como de cara afuera, ayudará al crecimiento.

Otra sugerencia: Haz que tus áreas de marketing y de recursos humanos trabajen unidas, que no hagan cada una la guerra por su cuenta. Que lo que haces de cara al exterior repercuta también en el interior. Que se sepan dentro los planes para afuera.

Por último, pero no menos importante: elige bien el canal adecuado para comunicar y preocúpate por general contenidos de calidad. Por ejemplo, no copies y pegues los mismos mensajes en las distintas redes sociales. Cada una tiene una filosofía y una naturaleza. Respétalas.

En definitiva, has de conseguir preocuparte por la comunicación directa y sincera de tu forma de trabajar. Y para ello necesitas convertir a tus empleados en los mejores portavoces de tu marca.

En AF Marketing estamos especializados agencia SEO en Madrid, sabemos cómo ayudarte. No dudes en acercarte a nosotros ante cualquier duda. ¡Ánimo!

Contenidos